Endodoncia

La endodoncia nos permite salvar dientes con un grado de destrucción tal que sobrepasa el esmalte y la dentina, afectando a la pulpa o al nervio dentario. Se aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas o con lesiones en su tejido pulpar.

También está aconsejada la endodoncia en dientes que requieren tallados protésicos exhaustivos para la posterior colocación de coronas o puentes, en dientes que presenten lesiones periodontales, piezas desgastadas por bruxismo o por otras lesiones de desgastes. De esta manera podrán seguir cumpliendo sus funciones de estabilidad, masticación y estética.

La endodoncia es la rama de la odontología especializada en tratar los conductos radiculares del diente, pero popularmente se conoce con el nombre “matar el nervio”. Su función principal es extraer parcial o totalmente la pulpa dental que ha sido dañada o infectada para después rellenar el espacio dental y así devolver la funcionalidad al diente y acabar con el dolor provocado por la pulpitis. Gracias al tratamiento endodóntico las afectaciones de los conductos radiculares que antes provocaban la exodoncia del diente, se pueden tratar ahora de manera menos invasiva, preservando la funcionalidad del diente.

WhatsApp chat